Iberflora, Ecofira y Efiaqua certifican el éxito de la macroconvocatoria ‘verde’ con más internacionalidad y visitante de calidad

Las citas relacionadas con el sector verde, el medio ambiente y los servicios municipales cierran hoy sus puertas con un balance muy satisfactorio en el que se destaca el incremento del 15% en visitantes internacionales en el caso de Iberflora y la consolidación del visitante profesional procedente del mundo municipal para Ecofira y Efiaqua. Las tres citas han logrado el  aplauso generalizado de los profesionales por las sinergias establecidas en torno a la ciudad ‘verde’ y la sostenibilidad. 

València, 3 octubre 2019.- Iberflora cierra su 48ª edición con resultados muy satisfactorios. La sensación de optimismo y de recuperación del sector verde ha sido palpable tanto en los pasillos como en los stands, que han aplaudido la convergencia con las ferias Ecofira y Efiaqua. Crece el número de visitantes internacionales en un 15%, procedentes de más de 20 países, entre los que destacan Alemania, Francia, Portugal, Países Bajos, Marruecos, Argelia o Arabia Saudí. También ha aumentado el número de expositores extranjeros que asciende a casi 90. Iberflora continúa así su crecimiento como feria referente no solo en España sino también a nivel internacional.

Las principales novedades del certamen, Iberflora Labs y el I Concurso Nacional de Jardinería Profesional, han sido recibidas con entusiasmo y se consolidan para la próxima edición, que volverán a celebrarse junto a el Ágora Verde o el espacio de arboricultura Treeclimbers y la Ronda de Floristas. “Estamos contentos porque después de años difíciles para el sector hemos conseguido recuperarnos y mejorar. Y además crecer e internacionalizarnos”, ha asegurado el presidente de Iberflora, Oscar Calabuig. Por su parte, el director del certamen Miguel Bixquert ha destacado el trabajo y el esfuerzo de expositores que han logrado “venir a la feria con una imagen moderna y unos espacios muy cuidados que le han dado valor al certamen”.

Por su parte, Ecofira y Efiaqua también han cerrado esta tarde sus puertas consolidando un modelo de feria que en esta edición se han orientado hacia una muestra de equipamiento y servicios para los municipios y ciudades bajo una óptica medioambientalmente sostenible. Así lo ha explicado el director de ambas citas, Esteban Cuesta, para quien “podemos decir claramente que Ecofira y Efiaqua se han consolidado como claros referentes en el ámbito municipal. Hemos tenido visitantes a lo largo de los tres días de un perfil muy alto, desde alcaldes hasta concejales y máximos responsables en licitaciones municipales y gestión medioambiental”. Cuesta ha destacado el valor que se le ha otorgado a las innovaciones mostradas en la ‘Smart Street’ de Ecofira y Efiaqua, “sin duda, la gran atracción de esta feria” y que ha explicado como pocos hacia dónde va este tipo de ferias, con un mayor dinamismo y un protagonismo del mundo de la innovación entendido desde el punto de vista de la sostenibilidad”.

Ambos certámenes, que se celebran cada dos años de forma conjunta, habían crecido en visitantes en torno al 25% respecto a la última edición aunque Cuesta ha destacado más que este tipo de eventos “se rigen más por criterios cualitativos que cuantitativos. Y este año hemos tenido visitantes de alto poder de compra y decisión y procedente de toda España, con lo que las empresas proveedoras de servicios que han expuesto han tenido la oportunidad de ampliar su cartera de clientes”.

Ecofira y Efiaqua se han caracterizado por la amplitud y dinamismo de su programa de conferencias. Y hoy no ha sido menos, con el monográfico sobre ‘Aguas residuales y depuración”, los retos ambientales de Valencia Port o las oportunidades de la economía circular en el ámbito del reciclaje textil, impulsado por la patronal Asirtex.